El espacio de la Memoria permanece atrapado en los rincones de nuestro silencio, de nuestra soledad, sin que el olvido pueda desdibujar para siempre los recuerdos que, de manera inexplicable, perduran aferrados en sus calles, en sus casas, en sus aromas, en sus escondites, en sus miradas, en sus vacíos... y, en ocasiones, en la nada... Bárbara Palomares Sánchez.

IMAGEN DE LA SEMANA

IMAGEN DE LA SEMANA
Antigua Fábrica de Cervezas El Águila (Madrid) Actualmente Archivo Histórico Regional de la Comunidad de Madrid

jueves, 8 de marzo de 2012

SOBRE PECHINAS Y TROMPAS: ELEMENTOS ESTRUCTURALES DE LAS CÚPULAS.


                Existen dos elementos arquitectónicos que suelen confundirse con frecuencia ya que, su funcionalidad es prácticamente la misma. Estos dos elementos son: Las pechinas y las trompas.

                Por ello, este dicciopost lo dedicamos a definir y diferenciar estos dos elementos estructurales de la cúpula.

                Por pechina se entiende cada uno de los cuatro elementos constructivos que resuelve el encuentro entre la base circular de una cúpula y un espacio inferior o, tambor, con planta cuadrada o poligonal. También permite el paso de una cúpula elíptica a una planta rectangular.

                Su forma, fácilmente identificable al ser un triángulo esférico, presenta una superficie limitada por tres arcos de circunferencia.

Ejemplo de cúpula sobre pechinas.


                Su construcción geométrica se obtiene seccionando un hemisferio con el prisma recto cuya traza define un polígono regular inscrito en la circunferencia base de dicho hemisferio.

                El resultado que se obtiene del proceso anterior es una bóveda vaída (es la bóveda cortada por cuatro planos verticales y perpendiculares entre si) la cual se secciona por su casquete esférico (parte de una esfera cortada por un plano) tangente a los arcos perimetrales. Los triángulos esféricos resultantes definen la base circular de apoyo de la cúpula.

Casquete esférico.


                La función de las pechinas es transmitir el peso de la cúpula a pilares, pilastras, muros, mediante arcos o cúpulas semiesféricas que los vinculan lateralmente.

Trazado de cúpula sobre pechinas


                Los primeros en utilizar este elemento estructural fueron los romanos, pero no fue hasta el siglo VI, con el imperio bizantino  donde adquirió su máximo esplendor, el mejor ejemplo es la cúpula sobre pechinas de la mezquita de Santa Sofía. Posteriormente se utilizó en el románico, renacimiento, barroco y la arquitectura musulmana.

Fresco de José Vergara Gimeno en una de las pechinas de la Iglesia de San Jaime de Vila-Real

                Por trompa, en arquitectura, se entiende a un elemento estructural sustentante que permite transformar una planta octogonal en una cuadrada, es decir, permite la transición de una cúpula al octógono y de ahí al espacio cuadrangular que tiene que cubrir.


Dibujo de cúpula sobre trompas.

                      Tiene forma abocinada, como un abanico, y parece una bovedilla semi-cónica con el vértice en el ángulo entre dos muros y la parte ancha hacia fuera.

                Fue empleada por vez primera en la arquitectura islámica y posteriormente la utilizaron los bizantinos y en el románico.

Ejemplo de trompa.


                En las cúpulas de tipo semiesféricas, o de media naranja, de los edificios medievales, pueden verse en particular en muchas de las iglesias de estilo gótico o mudéjar.

Diferencia entre trompas y pechinas



3 comentarios:

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenos días. Hace muchos años, cuando visité la catedral de Baeza, una chica-entonces no había guías- que se ganaba unos durillos explicando la Catedral, nos explicó lo de la bóveda vaída y nos la definió también como bóveda de pañuelo. Nos hizo una breve semblanza sobre su inventor que ella decía que fue Andrés de Valdelvira. Sobre este personaje repetía constantemente –sin ser pesada- que había sido cantero. Me costó enterarme-tenía 14 años- Pasado el tiempo he vuelto a Baeza y comprobado lo magnifico de estas bóvedas. También he comprobado que es muy importe ser cocinero antes que fraile, porque cuentan que a Andrés de Vandelvira no se le calló ninguna obra.
Un cordial saludo

Anónimo dijo...

Muy buena la explicación, sí señor, me ha aclarado todas las dudas.

Y sí, Patxi, todas las obras de Andrés de Vandelvira siguieron hablando. No se calló ninguna.

josesantostorres dijo...

Si no me equivoco, la imagen de la cúpula sobre pechinas es la Torre del Gallo de la Catedral Vieja de Salamanca.
Aparte del apoyo sobre pechinas, lo más interesante de este cimborrio es el exterior, con sus cuatro torrecillas perimetrales. Una tipología que solo se puede ver, además de en Salamanca, en la Catedral de Zamora y en la Colegiata de Toro.
Un saludo

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Macys Printable Coupons