El espacio de la Memoria permanece atrapado en los rincones de nuestro silencio, de nuestra soledad, sin que el olvido pueda desdibujar para siempre los recuerdos que, de manera inexplicable, perduran aferrados en sus calles, en sus casas, en sus aromas, en sus escondites, en sus miradas, en sus vacíos... y, en ocasiones, en la nada... Bárbara Palomares Sánchez.

IMAGEN DE LA SEMANA

IMAGEN DE LA SEMANA
La ciudad de Vancouver (Canadá) en 1917.

jueves, 14 de julio de 2011

HUBO UN TIEMPO EN EL CUAL LAS OBRAS DE TEATRO SE REPRESENTABAN EN PATIOS DE VECINOS: LOS CORRALES DE COMEDIAS.

Durante todo este mes de Julio, tiene su cita anual el conocido: Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, en la provincia de Ciudad Real (España).

                Esta pequeña localidad castellano manchega alberga el privilegio de disfrutar en su término municipal del teatro de comedias completo más antiguo del mundo en su género. (El Teatro de Comedias de la localidad madrileña de Alcalá de Henares es más antiguo pero solo se conserva parcialmente.)

                Este vínculo que Almagro tiene con su teatro le llevó a organizar este festival internacional cada mes de julio desde hace ya más de cuatro décadas.

                Pues con motivo de esta celebración y a modo de pequeño homenaje a uno de los espacios escénicos que más me fascina, dedico este post, al Corral de Comedias.

Maqueta Virtual de la estructura y disposición de un Corral de Comedias

                Para hablar del Corral de Comedias tenemos que retroceder en el tiempo unos cuantos siglos atrás, a la segunda mitad del siglo XVI: Durante este periodo, inicio del Barroco, la sociedad vivía de un auge del ambiente festivo, tanto en la Corte como en la población. Los actores de teatro ambulante eran uno de los principales reclamos en pueblos, ciudades e incluso en Palacios y festividades religiosas. Esto situación llevó a estos “artesanos” de la Comedia, a constituirse como verdaderas Compañías Teatrales y así profesionalizaron su profesión, valga la redundancia, de actores. Muchos de ellos dejaron sus anteriores labores para dedicarse en cuerpo y alma al oficio de actor.

Esta dedicación profesional y la demanda social por las obras de teatro llevaron a los actores a plantear la creación de escenarios fijos donde poder actuar y representar sus obras. Espacios que fueron concediéndoseles, al principio en los patios interiores de las casas, donde los dueños dejaban que los actores montaran su escenario y en alguna de las habitaciones pudieran usarlas de “camerinos” y lugar para dejar el attrezzo de cada una de las piezas que se iban a encarnar.

Pero la demanda social continuaba “in crescendo” y la necesidad de disponer de espacios exclusivos para representar las obras constituía una realidad que no tardó mucho en tener respuesta favorable.

Como hemos avanzado en el párrafo anterior, los primeros espacios teatrales se desarrollaron en patios de vecinos, donde se levantaba un tablado, o escenario, que se disponía para alojar a un público variado.

El espacio carecía de techo y como las representaciones se hacían a plena luz del día, se ponía un toldo que cobijaba del Sol o de alguna inclemencia del tiempo. Al fondo del escenario se disponían unas cortinas que ocultaban las habitaciones de los vestuarios.

Estos escenarios “improvisados” no podían disponer de telón, por lo tanto se utilizaban otros recursos para avisar a las personas que la función comenzaba, o de los intermedios. Estos recursos podían ser desde la música, un ruido concreto…, o una voz en off que avisase de estos cambios, pausas, intervalos…

Pero ya en el siglo XVII, comenzaron a construirse edificios que imitando la estructura de un patio de vecinos, constituían recintos exclusivos para el uso y disfrute del teatro.

La estructura de estos denominados Corrales de Comedias era prácticamente la misma que la del patio de vecinos.

El escenario tenía tres alturas o niveles:

-           El piso superior simulaba ser el interior de una casa y en ese espacio los actores podía asomarse por las ventanas como si estuvieran realmente en el interior de una casa.
-          En el segundo nivel, o nivel intermedio, estaba el tablado o escenario, era el espacio donde se desarrollaban las escenas de la obra de teatro propiamente dicha.
-          El cuerpo o piso inferior era el foso; lugar por el que salían por medio de las trampillas o escotillones, los personajes que representaban a criaturas del submundo, con la evolución y la mayor representación de obras teatrales, el foso será el lugar donde salgan todo tipo de personajes que tenía que desaparecer de la escena de manera repentina, por exigencia de la obra; o incluso será el espacio ocupado por los músicos.

Partes de un Corral de Comedias

Alzados con la distribución de un Corral de Comedias


La distribución del público era similar a la de los patios de vecinos:

-          La Buhardilla, tertulia o desvanes, correspondía a la parte más superior del Corral, coincidiendo con lo que en el patio de vecinos eran los aposentos o habitaciones de los propietarios de las casas. En este lugar se situaban las personas de mayor nivel económico; también era un espacio reservado para las autoridades religiosas que acudían a ver las obras de teatro que les estaba permitido, y podían seguir la representación por medio de celosías que les permitía disfrutar de la obra sin ser vistos.
-          Los Corredores laterales también estaban reservados a las familias de clase alta.
-          El Patio Central (frente al escenario) se ubicaban los “mosqueteros”, eran personas de clase media baja. Se les llamaba mosqueteros porque acudían al espectáculo vestidos con sus capas y espadas y eran quienes silbaban o aplaudían la obra en función de sus gustos. Podían hundir una obra o levantarla (una especie de críticos contemporáneos). En esta zona siempre se procuraba mantener el orden para que no se desvirtuara excesivamente el espectáculo.
-          La Cazuela: era un lugar donde se situaban las mujeres que tenían que acudir separadas de los hombres. Era una galería existente frente al escenario. Se le llamaba “Cazuela” por el intenso calor que allí se generaba.
-          La Alojería, era el lugar donde se vendían todo tipo de bebidas no alcohólicas (aunque estaba permitido el vino), y se podía comer. Se llamaba alojería porque en ella se acomodaban los alojeros, que eran las personas que repartían la aloja o hidromiel, una bebida hecha con agua, miel e hierbas aromáticas, a veces mezclada con vino.

Sección Transversal donde se puede ver la distribución del espacio en el Corral de Comedias

Sección Longitudinal donde se aprecian los tres niveles del espacio escénico.


La hermética estructura de estos Corrales de Comedias no permitía su crecimiento en planta, por ello era común que crecieran en su alzado, levantando pisos superiores a los ya existentes.

Estructura Hermética del Espacio del Corral de Comedias

Representación de una obra en el desaparecido Corral de Comedias del Príncipe.


El Corral más antiguo que nos ha llegado hoy es el de Alcalá de Henares, en Madrid, que data de 1602, pero actualmente no se conserva completo. El único Corral completo que hemos heredado es el mencionado Corral de Comedias de Almagro, en la provincia castellano manchega de Ciudad Real.

Corral de Comedias de Almagro: Imagen de Turismo Castilla la Mancha.


Data de 1629 y estuvo activo hasta el siglo XVIII que se convirtió en un mesón. En 1950 fue de nuevo rescatado como espacio teatral volviendo a su antiguo origen de Corral de Comedias.

Se accede al Corral desde la Plaza Mayor de la localidad, y separa ésta del patio interior un zaguán que hace las veces de recibidor. Una vez en el patio encontramos la disposición arquitectónica anteriormente descrita.

Acceso al Corral de Comedias de Almagro desde la Plaza Mayor por medio del Zaguán de entrada que separa la calle del Patio. Fuente: Turismo de Castilla la Mancha.

Es una pequeña maravilla que cada mes de Julio retoma todo esplendor de antaño y convierte a esta ciudad y a este Corral, en el objeto del deseo de todos quienes admiramos este tipo de arquitectura.

He aquí mi pequeño homenaje a esta tipología arquitectónica que tanta memoria guarda entre sus paredes…

Representación teatral en el Corral de Comedias de Almagro durante el Festival Internacional de Teatro Clásico. Celebrado cada año durante el mes de Julio.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Macys Printable Coupons